Argentina es un país cuyo desarrollo está en aumento en las últimas décadas, y este crecimiento se manifiesta en todas las ramas de su actividad económica, pero esto ocurre con gran fuerza en el sector del turismo, que ha aumentado tanto el internacional como el propio del país. Por ello, en el país, y principalmente en su ciudad capital, Buenos Aires han aumentado considerablemente (se estima que en una cifra aproximada del 10%) la cantidad de ofertas de alojamiento de todo tipo.

Para ello se han construido en las diferentes ciudades nuevos hoteles de lujo, mientras que muchos otros han sufrido procesos de reparación y restauración. Este último, es el caso del hotel Alvear Palace Hotel, un súper hotel de lujo que existe desde el año 1932 en el barrio de Recoleta de la ciudad de Buenos Aires. Su arquitectura es clásica, y el edificio que cuenta con casi tantas suites como habitaciones simples, posee además una enorme galería de arte antiguo francés en su interior. Cuenta en su interior con varios restaurantes de lujo que reproducen cocinas europeas como la inglesa y la normanda.

Otro importante hotel porteño es del famoso Hotel Plaza, que es uno de los edificios insignes de Buenos Aires desde los primeros años de 1900. Es uno de los hoteles más antiguos de la ciudad y de los más lujosos, pues ha recibido muchas visitas ilustres de estrellas y diplomáticos de todo el mundo. Su arquitectura original mezcla las influencias que llegaban directamente desde Europa con las norteamericanas, y aunque en cierta medida se ha respetado este estilo, se ha modernizado el hotel en numerosas ocasiones, y se han cambiado fachadas, baños y pasillos completos.

Estos dos hoteles son magníficos representantes de lo que es el lujo en el mundo de la hotelería en la capital argentina de Buenos Aires.